jueves, 19 de febrero de 2015

ROMANCE DE MAS-DECLARADOR (Dichosas Comisiones Políticas)

Por fin acude Artur Mas,
tras meses de resistencia,
ante esa Comisión
que requiere su presencia
para que dé explicaciones
sobre cosas muy concretas.
¿Qué sabe de los Pujoles,
de Andorra y de la herencia,
de comisiones por obras
y de todas esas cuentas
que han dado la vuelta al mundo
por muy extrañas veredas?
¿Qué chanchullos realizó,
a la espalda de Junqueras,
con su hermano político:
deslocalizar empresas
que, hartas de Cataluña
y políticas inciertas,
fueron a un lugar estable
a dar trabajos y rentas?
¿Qué sabe de ITV,
enjuagues y componendas
para montarse un buen chollo
y forrar la faltriquera?
--“Parece que Oriol Pujol,
hermano de cabecera,
vino a resultar pillín
y a mí me implicó en sus tretas”--.
Acude Arturo Mas
forrado de desvergüenza,
con sonrisa angelical,
su corbata y su chaqueta,
con su cara de granito
y propicio a hacer gracietas.
Como es hombre prepotente
y Honorable de excelencia,
dejó verdades en casa,
lo mismo que la vergüenza,
honradez en el decir,
memoria y transparencia;
porque… ¿Qué coño le importa
a nadie lo que supiera?
La Comisión era mixta
y conclusiones inciertas,
como han resultado todas
desque mi memoria cuenta;
como aquella de los ERE
donde Griñán se presenta,
muy cargado de ignorancia
y la culpa en excedencia,
saliendo santificado
cual Catalina de Siena:
impoluto, deslumbrante
y una sonrisa serena,
ya que eran mayoría
diputados de su cuerda.
Lo mismo que Manuel Chaves
y su ignorancia concreta
sobre las acciones turbias,
durante su presidencia,
del desfalco de los ERE.
Dijo que… --“Tres sinvergüenzas,
que se saltaron sus normas,
le desfalcaron su Hacienda”--.
¿Qué solo eran tres o cuatro
y van doscientos cincuenta?
Al ser más los progresistas,
le bañaron de inocencia
y regresó al Ministerio,
aforado, en consecuencia.

Hoy frente a otra Comisión
está el socio de Junqueras;
los Diputados preguntan
y él responde a su manera.
--“Tuvo cargos muy importantes
durante su presidencia.
¿Por qué su padre político
quedó exento de conciencia?”--.
--“Siempre estuve de pegado
a la propia riñonera
del Honorable Pujol”--.
--“¿Ni siquiera se dio cuenta
que transportaba millones
cual gavillas a la era?”--.
--“Puede que oyese rumores,
pero nunca tuve pruebas”--.
--“¿No es extraño que seis miembros,
casi la familia entera,
tuviesen contrataciones
para cosas muy diversas,
que hacían o no hacían,
y pagaba nuestra Hacienda?”--.
--“Es que hay ciertas personas
con vocacional querencia
a trabajar por lo público
y obran en consecuencia”--.
--“Sobre los Parque Eólicos
que a los Sumarroca afectan…
¿Qué nos tiene que decir?”--.
--“A eso no tengo respuesta”--.
--“Jordi Pujol declaró
que tenía cuentas secretas
en cierto banco andorrano
como fruto de una herencia
y tuvo cuarenta años
sin notificar a Hacienda.
Usted, que estuvo a él pegado,
¿nos dará alguna respuesta?”--.
--“Sí, son cosas de familia
que a política no afectan;
son cosas de intimidad
y yo no sé nada de ellas”--.
--“Parece que del Palau
sí mamaba Convergencia”--.
--“Pues yo hablé con Félix Millet;
dice que ni se dio cuenta”--.
Así, entre muchas preguntas,
le preguntó Albert Rivera:
--“Es difícil comprender
que Usted, con su inteligencia,
de cómo chupaba el Clan
no tuviese zorra idea.
¿No le extrañó tanto lujo,
tanto coche y tanta hacienda?”--.
--“Yo apenas, si me fijaba,
ya que, por aquellas fechas,
unas veces, iba a Babia
y empadroné en las Batuecas”--.
--“Buenos sitios pal relax”--.
Le comentó Albert Rivera.
Así pasaron las horas
sin que Mas soltase prenda:
de unas cosas, no sabía;
de otras, ni se dio cuenta
y remató la jugada
con una tonta gracieta:
--“Yo de Pujol no sé nada;
no tengo ni puta idea”--.


    (Madrid, 17 de Febrero de 2015)

1 comentario: